Deuda pública seguirá siendo un lastre para Michoacán: CEEM

Helidoro Gil enfatizó que la poca capacidad de ahorro del gobierno provoca que a la larga sean más los intereses que se deban de pagar por deuda

De 2003 a 2009 deuda pública financiera de la entidad ha manifestado un crecimiento exponencial (Foto: ACG)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El coordinador de proyectos estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM) e investigador de la Universidad Michoacana, Heliodoro Gil Corona, dio a conocer que la deuda pública financiera de la entidad ha manifestado un crecimiento exponencial de 2003 a 2017, cuyas repercusiones han provocado fuertes limitaciones de recursos que se han expresado en crisis de operatividad y liquidez.

Con base en las cuentas públicas reportadas por el gobierno estatal, el especialista señaló que la composición de la deuda financiera de Michoacán ascendió en 2002 a 152.8 millones de pesos, correspondiendo 142.5 millones de pesos a la deuda directa y 10.3 millones de pesos a los adeudos de los municipios, pero al cierre del  2017 continuó en ascenso con un nivel reportado de 21 mil 489 millones de pesos, de los cuales 21 mil 254.2 pesos correspondieron a la deuda directa y 235.7 millones de pesos a la municipal.

Explicado por periodos de gobierno, dijo que durante el sexenio de Lázaro Cárdenas Batel la deuda estatal creció de 0.1 a 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto Estatal, que a precios corrientes pasa de 152.8 millones de pesos a 2 mil 647.3 millones de pesos de 2002 a 2007, mientras que con Leonel Godoy subió de 1.0 a 3.7  de 2008 a 2011; con Fausto Vallejo-Jesús Reyna-Salvador Jara, la deuda de Michoacán ligeramente disminuyó de 4.5 a 4.3 del PIBE, al pasar de 15 mil 528 millones de pesos a 18 mil 039.6 millones de pesos de 2012 a 2015.

En cuanto a la actual administración de Silvano Aureoles Conejo, Heliodoro Gil dijo que los reportes apuntan que, la deuda estatal subió de 4.3 a 4.7 por ciento del PIBE de 2015 a 2016, mientras que de 2016 a 2017 bajó ligeramente de 4.7 a 4.3, que a precios corrientes aumenta de 18 mil 030.6 millones de pesos a 21 mil 789.9 millones de pesos de 2015 a 2017.

Con estos indicadores, dijo que la deuda pública seguirá siendo un lastre para Michoacán y se ocasionará un deterioro de la capacidad para generar ahorro interno por parte del gobierno estatal, debido a factores de presión de gasto corriente, escasos ingresos propios y aumento de las tasas de interés, en buena medida explican las reiteradas reestructuraciones llevadas a cabo por el gobierno de 2009 a 2017.

Flv Nz

Compartir