Contamos con el apoyo de los lectores, cuando hace clic y compra a través de enlaces en nuestro sitio, ganamos una comisión de afiliado. Aprende más.

Un error provoca la destrucción de 15 millones de vacunas de Johnson & Johnson en EE.UU.

Si algo está quedando claro en la lucha contra el coronavirus es que todo el mundo comete errores, algunos de gran envergadura. Esta vez le ha tocado el turno a Estados Unidos, donde una equivocación en una planta de producción de la vacuna contra la covid de Johnson & Johnson ha dado al traste con 15 millones de dosis, según informa el New York Times. Los hechos han sucedido en Baltimore, en una factoría de la compañía Emergent BioSolutions donde se producen vacunas tanto para Astrazeneca como para Johnson & Johnson. Al parecer, los trabajadores de dicha planta combinaron accidentalmente los ingredientes de ambos medicamentos hace varias semanas, arruinando alrededor de 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson y obligando de rebote a los reguladores a retrasar la puesta en marcha de las líneas de producción de la planta, que acababan de recibir la autorización y todavía no habían distribuido ninguna vacuna de J&J. La compañía, por su parte, no ha cuantificado el número de dosis perdidas, y ha atribuido el problema a uno de los ingredientes utilizados para elaborar la vacuna que no habría pasado los controles de calidad. El error ha forzado la interrupción de los envíos programados de nuevas dosis de la vacuna de Johnson & Johnson mientras la administración de EE.UU. lleva a cabo una investigación para verificar que no hay más problemas. Esta situación podría afectar a los planes de vacunación anunciados por Joe Biden, toda vez que Johnson & Johnson se había comprometido a proporcionar 20 millones de dosis de su vacuna al gobierno de los EE. UU. para fines de marzo y 80 millones de dosis más para fines de mayo, una producción que estaba previsto que saliera de la planta de Baltimore, según el New York Times. En este sentido, la compañía ha afirmado en un comunicado que tiene previsto cumplir con lo acordado a pesar de los problemas. En todo caso, los problemas en la producción no afectan a las dosis de Johnson & Johnson que ya se habían distribuido, pues fueron producidas en una planta de Holanda cuya producción había sido previamente aprobada por las autoridades federales. Hay muchas esperanzas depositadas en la vacuna de Johnson & Johnson porque es de una sola dosis, y se puede enviar y almacenar a temperaturas de refrigeración estándar, a diferencia de otros viales que deben mantenerse congelados, dos características que a priori deberían acelerar el proceso de inmunización.