Contamos con el apoyo de los lectores, cuando hace clic y compra a través de enlaces en nuestro sitio, ganamos una comisión de afiliado. Aprende más.

Un bombardeo de Israel tras el lanzamiento de cohetes hacia Jerusalén causa 20 muertos en Gaza

El brazo armado de Hamás se atribuyó el lanzamiento de siete proyectiles. Las alarmas obligaron a suspender una marcha nacionalista judía en la Ciudad Vieja.

Al menos 20 personas han muerto, entre ellas nueve niños, y varias han resultado heridas este lunes en Beit Hanun, al norte de la franja de Gaza, en un bombardeo de la aviación de Israel en represalia por el disparo de cohetes hacia Jerusalén por parte del brazo armado de Hamás, según ha informado el canal de televisión Al Qasa citando al Ministerio de Sanidad palestino. Las brigadas Ezzdin al Qassam, afiliadas al movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en Gaza, dispararon al menos siete proyectiles en dirección al centro de Israel. En Jerusalén se activaron las sirenas de alarma antibombardeo poco después de las 18.00 (las 17.00, hora peninsular española).

El Ejército israelí aseguró en un comunicado que había interceptado uno de los cohetes con el escudo defensivo antimisiles Cúpula de Hierro, lo que provocó que se escucharan explosiones en torno a Jerusalén por primera vez desde 2014, durante la tercera guerra emprendida por Israel en Gaza. La sede de la Kneset (Parlamento) tuvo que ser evacuada. Hamás había advertido en un comunicado dos horas antes de que si las fuerzas de seguridad no se retiraban de la mezquita de Al Aqsa actuaría “en represalia por los crímenes y la agresión en la Ciudad Santa y la brutalidad contra el pueblo palestino”.

Días de represalia

Un portavoz castrense aseguró en una conferencia telemática con la prensa internacional que se ha lanzado una gran ofensiva contra posiciones de Hamás en la franja de Gaza. Un comandante de las milicias islamistas fue uno de los objetivos seleccionados, según informó el teniente coronel Jonathan Conricus. Al menos otros dos milicianos perdieron también la vida en la misma operación, aunque el portavoz no precisó si coincidió con el ataque de Beit Hanun en el que murieron los tres menores palestinos. “La ofensiva no ha hecho más que comenzar”, advirtió Conricus, quien estimó que los ataques de represalia pueden prolongarse durante “muchas horas, incluso días”.

El Ejército interrumpió una maniobra a gran escala para concentrar tropas y material bélico en la frontera con el enclave palestino, según una orden dada por el jefe del Estado Mayor, general Aviv Kochavi “para fijar la atención en el escenario de una escalada”. Las milicias de Hamás dispararon decenas de cohetes sobre el área fronteriza israelí, donde por la noche se sucedían las alertas rojas de ataque inminente, sin que se informara de que se hubieran producido daños personales. La escalada de violencia durante el mes de Ramadán en Jerusalén registró este lunes la jornada con mayor tensión. Al menos 305 palestinos han resultado heridos, de los que 228 han tenido que ser hospitalizados, según la Media Luna Roja, en choques con la policía israelí durante el rezo de la mañana en la mezquita de Al Aqsa, tercer lugar sagrado del islam.

Decenas de miles de nacionalistas y colonos israelíes marcharon horas más tarde con la bandera de la Estrella de David por la Ciudad Vieja de Jerusalén. El provocador recorrido por el barrio musulmán desde la emblemática Puerta de Damasco, en el que cada año se dispara la tensión, fue prohibido por la policía. El desfile nacionalista fue finalmente desviado hacia la Puerta de Jaffa, por los barrios cristiano y armenio, en dirección al Muro de las Lamentaciones, para evitar su paso por las áreas más conflictivas. Las autoridades decidieron cancelar finalmente la marcha en torno a las 18.30 horas tras activarse las alertas de seguridad antimisiles en Jerusalén.


Deja un comentario