Cumple Cáritas Diocesana 35 años de operación

Ha beneficiado a miles de personas con medicamento y cobijas

Para que los servicios lleguen a quien menos tiene, es necesario el apoyo de las parroquias ubicadas en esta diócesis

A lo largo de treinta y cinco años de existencia, Cáritas Diocesana de Zamora han beneficiado a miles de personas de escasos recursos, sobre todo, aquellas que radican en comunidades indígenas, indicó la administradora Irma Guadalupe Sánchez Torres.
Dijo que Cáritas siguen operando a través de los dispensarios para llevar medicamento, cobijas, ropa, despensas y servicios urgentes.
Recordó que a lo largo de treinta y cinco años, Cáritas Diocesana ha beneficiado a miles de familias de escasos recursos no sólo con las cobijas, sino también con medicamentos, despensas, sillas de ruedas, entre otras cosas.
Sostuvo que comunidades como Angahuan, Pamatácuaro, Zacán, Tancítaro, Tinguindín, Guascuaro, entre otras, son las más beneficiadas con la campaña Uno a uno contra el frío, cuyo fin es atenuar los efectos del intenso frío.
Apuntó que Cáritas Diocesana ofrece hoy en día una serie de servicios médicos integrales, los cuales constan en consultas con médicos generales, dispensario, asesoría jurídica, análisis clínicos, dental, los cuales han beneficiado a muchas personas.
Dijo que para que los servicios lleguen a quien menos tiene, es necesario el apoyo de las parroquias ubicadas en esta diócesis, cuyo personal levanta un censo de las familias más pobres y que son beneficiadas por Cáritas.
Abundó que la campaña Uno a uno contra el frío no tiene privilegios y mucho menos favoritismo, pues a través de los párrocos y un grupo de voluntarios levantan un censo de las zonas más pobres y ahí en donde se entregan las cobijas, despensas y otra clase de apoyo.

Compartir