Procesan a 6 empleados tras la masacre en Topo Chico, entre ellos la directora del centro

“Vamos a ir por todos los que sean señalados como culpables y lo que resulte de parte de las investigaciones del Ministerio Público”: Flores Treviño

Monterrey, Nuevo León (Rasainfroma.com).- La muerte de casi medio centenar de reclusos en el penal de Topo Chico demostró que alguien no estaba haciendo bien su trabajo y hecho por el cual, ya han sido procesados tres empleados de la Secretaría de Seguridad, el subcomisario de Atención Penitenciaria, la directora del Centro de Reclusión y uno de los custodios, procesado por disparo de arma de fuego y homicidio de uno de los reclusos, informó el procurador General de Justicia de Nuevo León, Roberto Flores Treviño.

Actualmente se desarrolla una reorganización dentro del sistema penitenciario de Nuevo León, así como la investigación total de las carpetas y la responsabilidad que se tenga que imputar respecto de los delitos que se hayan cometido.

Flores Treviño expresó que dar con los culpables sería relativamente fácil si se tuvieran todos los elementos necesarios, pero “ya tenemos gente que está detenida en este momento y vamos a ir por todos los que sean señalados como culpables y lo que resulte de parte de las investigaciones del Ministerio Público; tengo 14 gentes del Ministerio Público (MP) investigando”, declaración que realizó en entrevista radiofónica en el programa “En los Tiempos de la Radio”.

Cabe recordar que es la Secretaría de Seguridad Pública (SP) quien tiene el control total y absoluto del penal de Topo Chico, mientras que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) tiene siete carpetas de investigación abiertas de los hechos que se suscitaron la madrugada del jueves 11 de febrero.

A pregunta expresa de si este problema que se da en muchos penales estatales y federales es producto de la corrupción, reiteró que sí, que es evidente que este tipo de motines sucede en todos y cada uno de los centros de atención penitenciaria del mundo, no es una cuestión privativa de México “y es una parte, que desgraciadamente, las autoridades penitenciarias no han logrado controlar al cien por ciento. De una u otra manera, se requiere más atención para que estas cosas no sucedan y se requieren filtros de seguridad, más elementos para que se pueda tener control absoluto por parte de las autoridades penitenciarias”.

Al ser viejo, absoluto y fuera de todas las condiciones de seguridad óptimas que marca hoy el sistema carcelario, tanto Flores Treviño como el gobernador Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’, desarrollaron un plan especial para cerrar el penal de Topo Chico y terminar con él, así como terminar la construcción del penal de Mina con el objetivo de que sea una solución.

“Él (Jaime Rodríguez) lo había dado a conocer posteriormente a la Federación, y por situaciones que yo desconozco, no se ha desarrollado, por lo que en estos momentos, se van a tener medidas importantes por parte del Gobierno del Estado y de la Federación para el desarrollo del penal de Mina”.