Galería: Tradición de procesión del silencio con gran auge de participación

Para esta ceremonia participaron más de 35 mil hombres

0
250

Zamora, Michoacán (MiZamora.net/Fidelmar Castro).- Más de 35 mil hombres participaron en la edición número 58 de la Procesión del Silencio, en la cual varones de varios estados de la república realizaron el recorrido de casi  5 kilómetros visitando los principales templos de la ciudad.

 El desfile  comenzó en punto de las diez de la mañana en el templo de Los Dolores, en donde la gran columna humana prosiguió por la avenida Madero para llegar al templo de La Medallita, posteriormente los contingentes prosiguieron por la calle Martínez de Navarrete dirigiéndose al templo del Rosario continuando hasta la avenida 5 de Mayo llegando al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en donde el Obispo de la Diócesis de Zamora, Monseñor Javier Navarro Rodríguez realizó su reflexión.

En su mensaje manifestó que participar en la Procesión del Silencio es una oportunidad de contemplar el silencio elocuente de Dios, que en el amor de Jesucristo llevado hasta el extremo nos manda su mensaje aún sin expresar palabra alguna.

 En la actualidad hay muchas personas inocentes muertas, que por estar en el lugar equivocado son los que en su cuerpo están completando lo que hizo falta a la pasión dolorosa de Cristo.

 En silencio y paso a paso fueron meditando en cada una de las estaciones, sin importar el cansancio y los intensos rayos del sol que caían durante el transcurso de la mañana e incluso aguantando la sed, durante el trayecto se observó la participación de adultos mayores, jóvenes, adolescentes, niños e incluso personas con capacidades diferentes en sillas de ruedas se sumaron a este sacrificio y quienes realizaron una manifestación de fe, así como un acto reflexión y penitencia.

 Una estación importante se llevó a cabo en el templo de la Divina Providencia, donde se hace una reflexión sobre la muerte de Jesucristo, el recorrido prosiguió sobre la avenida Juárez dando vuelta hacia la calle Madero para llegar a La Purísima y concluir en el templo de Los Dolores, donde originalmente dio inicio el trayecto.

 Al término de la procesión se dio la bendición a los participantes a quienes se les hizo la invitación de manera anticipada para que el próximo año si Dios nos presta vida para que de nueva cuenta participen en este evento, pues el objetivo es que se conserve este fervor católico en Zamora.

Esta Procesión del Silencio es considerada de las más importantes de México, en el sentido de que conglomera a puros varones y la más grande de todo el país por esta misma razón, además de que vienen personas del extranjero, así como de diferentes partes de la República Mexicana.