A pie y en vehículos, las brigadas realizan su trabajo preventivo

La vigilancia epidemiológica se realiza en los veintiún municipios

Aunque en esta geografía no se ha detectado un solo caso de dengue hemorrágico

Las brigadas operativas de la Secretaría de Salud en Michoacán extendieron el cerco sanitario a otros puntos regionales, en los cuales se detectaron nuevos casos sospechosos provocados por el mosco.
Con estas medidas, la Secretaría de Salud a través de la Jurisdicción Sanitaria número dos, completa el cerco sanitario para atajar nuevos casos de dengue y chikungunya presentados por la picadura del mosco vector, aunque a la fecha no se tiene registro de casos hemorrágicos en esta región.
Las medidas han reforzado la vigilancia epidemiológica en los veintiún municipios, debido a que a últimas fechas se ha incrementado el número de personas infectadas por el mosco vector.
Pese a las medidas preventivas y la fumigación en espacios habitacionales, la mejor forma de evitar la propagación del dengue es no tener agua estancada en los hogares, incluyendo las azoteas, pues el mosco cada vez se hace más resistente.
El número de casos se ha presentado de enero a la fecha se han confirmado veinticinco casos.
Las brigadas refuerzan el trabajo de abatización casa por casa, por lo que se trabaja en vigilancia y control de la enfermedad, pero simultáneamente están trabajando la fase acuática de reproducción del mosco vector.
Aunque en esta geografía no se ha detectado un solo caso de dengue hemorrágico, si las brigadas del sector salud intensifican la búsqueda de casos seropositivos 03 y 01, toda vez que esta situación representa un riesgo para los pobladores.

Compartir